Make your own free website on Tripod.com

TOXICOLOGÍA FORENSE

Definición.

Es la ciencia que estudia las intoxicaciones y los venenos que las provocan.

Veneno.

Es toda sustancia que actúa sobre el organismo química y fisiológicamente causando, en dosis tóxica, un disturbio de la función que puede resultar en enfermedad o muerte.

Origen de los venenos.

  1. Vegetal (morfina, atropina, nicotina).
  2. Animal (venenos de serpientes, epinefrina).
  3. Mineral (arsénico, plomo).
  4. Sintético (barbitúricos, tranquilizantes).

Clasificación de los venenos.

  1. Venenos gaseosos (monóxido de carbono, hidrógeno sulfurado).
  2. Venenos volátiles (alcohol, ácido cianhídrico, fósforo).
  3. Venenos minerales (plomo, arsénico, ácidos y bases caústicos).
  4. Venenos orgánicos fijos (barbitúricos, alcaloides):

Etiología de las intoxicaciones.

  1. Accidental (propiamente dicha, alimentaria, profesional y medicamentosa).
  2. Homicida.
  3. Suicida.

Acción de los venenos.

  1. Local o caústica.
  2. Acidos y sales metálicas: escara seca y friable.

    Álcalis: escara húmeda, blanda y jabonosa.

  3. General.

Absorción: Digestiva, respiratoria, cutánea y percutánea, mucosa (vesical, vaginal), parenteral.

Fijación: Afinidad mono o politropa.

Eliminación: Urinaria, pulmonar, glandular, mucosa, cutánea.

Procesos de desintoxicación.

  1. Conjugación: con ácido glucurónico, con glicocola, con ácido mercaptúrico, con la glutamina y ornitina, tiólica.
  2. Oxidación: nitratos en nitritos, alcoholes en aldehidos.
  3. Reducción: Cloral en tricloroetanol, cetonas en alcoholes secundarios, nitrofenoles en diaminofenoles.
  4. Hidrólisis: atropina, cocaína.
  5. Alquilación: metilación (arsénico, selenio), acetilación (sulfanilamida).
  6. Sulfuración: fenol en ácido fenilsulfúrico.

Aspectos clínicos de las intoxicaciones.

  1. Color de la orina: verde oscuro (fenol, creosota, resorcinol), rojo (antipirina, trional), café o negro (pirogalol), amarilla (fenacetina, ácido pícrico).
  2. Olor del aliento: alcohólico (alcohol), aliáceo (fósforo), pera (cloral), betún (nitrobenceno), almendras amargas (cianuro).
  3. Misceláneas: hipotermia (salicilatos, quinina, acetanilida), prurito e hiperacusia (estricnina), zumbidos (salicilatos), silbidos (quinina).

La prueba toxicológica se fundamenta en la identificación del tóxico a concentraciones letales.

El concepto de dosis letal es relativo y obliga a la consideración de ciertas particularidades:

  1. Vía de administración del tóxico y su frecuencia.
  2. Tiempo transcurrido hasta la muerte.
  3. Respuesta individual (idiosincracia).
  4. Alteraciones post mortem del tóxico.
  5. Interacción con otros tóxicos.
  6. Lugar de la muestra.

La prueba anatompatológica se funda en no encontrar ninguna otra causa y los hallazgos ser compatibles con un cuadro tóxico determinado.

Anatomopatológico y toxicológico deben de trabajar en colaboración.

El anatomopatólogo forense determinará la causa de la muerte.

Estudio de Anatomía Patológica en intoxicaciones.

Lesiones a nivel de puerta de entrada del tóxico.

Por acción local.

Tóxicos caústicos.

Son: ácidos minerales, álcalis, caústicos orgánicos como el fenol.

La vía de acceso es la digestiva.

Las lesiones se localizan a nivel de cavidad bucal, esófago, estómago. A nivel de aparato genital femenino en vagina y cérvix por abortivos caústicos como el permanganato de potasio.

Aspecto de la mucosa: ácido sulfúrico (negra de aspecto carbonizado), ácido nítrico (coloración amarillenta), escaras ácidas (son de aspecto seco), escaras álcalis (son blandas, gelatinosas y grises), ácido (lesionan estómago primordialmente), álcalis (lesionan esófago preferentemente), aspiración (lesionan mucosa respiratoria).

Tóxicos irritantes.

Lesiones en vías respiratorias: necropsia con ulceración, hiperemia y edema.

Lesiones en mucosa digestiva con arsénico.

Tipos de irritantes: gases que afectan nariz, ojos y faringe (amoníaco), gases que afectan tráquea y bronquios, gases que afectan pulmón (óxido nitroso y fosfógeno).

Lesiones por acción sistémica: indirectas por anoxia o shock (congestión visceral, edema cerebral y pulmonar, hemorragias petequiales, fluidez de la sangre), tóxicos sospechosos (gases asfixiantes, alcohol etílico, psicofármacos o drogas de abuso).

Lesiones directas: Hígado (esteatosis, necrosis centrolobulillar generalmente, fibrosis en cirrosis, colestasis por clorpromacina, tumefacción turbia, degeneración vacuolar e hidrópica), son hepatotóxicos el tetracloruro de carbono, toxina de Amanita phalloides, alcohol etílico, metales pesados, hidrocarburos halogenados. Riñón (afectación del túbulo contorneado proximal con degeneración hidrópica y grasa, inclusiones nucleares o citoplasmáticas y necrosis; afectación de la nefrona distal con depósitos cristalinos intraluminales como el etilenglicol, inflamación intersticial mediante analgésicos y necrosis papilar mediante el uso crónico de analgésicos), son nefrotóxicos los metales pesados y los hidrocarburos halogenados. Sistema Nervioso (neuronas corrugadas, intensamente teñidas con eosina, carentes de gránulos de Nissl, núcleo pictónico, contenido de lipofucsina, satelitosis, neurofagia), la lesión anóxica puede ser producida por disulfuro de carbono, arsénico, organofosforados, puede presentarse desmielinización secundaria, desmielinización segmentaria (plomo), mielinopatía vacuolar por hexaclorofeno, cromatolisis de la neurona de origen; a nivel de células gliales las lesiones son infrecuentes pudiendo presentar gliosis, satelitosis, presencia de lipófagos; a nivel de estructuras vasculares en lesiones por plomo puede haber hemorragia y edema. Sangre (carboxihemoglobina que da un color de tejidos rojo carmín, monóxido de carbono, metaheglobinemia con una coloración de tejidos parda similar para nitratos y nitritos); hemólisis (ictericia, color rojo de íntima vascular, afectación renal secundaria por arsénico. Pulmón con herbicidas como el paraquat, hay presencia de congestión, exudación y fibrosis intersticial e intraalveolar. Sistema cardiovascular (degeneración grasa por fósforo, necrosis focal por anoxia, hipertrofía cardíaca por alcohol etílico en casos crónicos, hemorragias subendocárdicas en intoxicaciones agudas por arsénico, lesiones vasculares infrecuentes).

Intoxicación por monóxido de carbono.

Fuentes: Combustiones incompletas originadas en combustibles sólidos (carbón mineral y vegetal), madera, leña o aserrín. Combustibles líquidos (hidrocarburos derivados del petróleo como gasolina, fuel oil, gas natural, gases licuados tipo propano, butano). Explosivos, tabaco. Gas de alumbrado.

Examen de Anatomía Patológica: Al examen externo coloración rosada de la piel, livideces rojizas, livideces paradójicas en zonas no declives. Al examen interno signos de asfixia, sangre fluída de color rojo carmín, órganos de coloración rojo carmín.

A la investigación toxicológica debe de determinarse la presencia de carboxihemoglobina en sangre.